Esta tienda utiliza cookies puede consultar más sobre nuestra política de cookies aquí.

Un bocado tan delicado como la ostra no necesita muchos aderezos, pero... sí sobre la ostra cruda y fresca, añades una cucharadita de una salsa hecha con jugo de limón, chalota picada, un golpe de Salsas Quietud y una pizca de azúcar. Todo bien mezclado y diluido

Pero también puedes añadir cualquiera de las Salsas Quietud a los Mejillones al vapor, o a unas almejas o .... deja que tu imaginación vuele

Volver